martes, mayo 22, 2007

Avanzar Motiva Mucho

El otro día tenía que ir especialmente a la ciudad para hacer un trámite bancario y me puse a ver la lista de @Mandados para ver qué había pendiente que podía hacer en ese viaje.

Había una tarea que llevaba en la lista de pendientes varios meses. Lo que habríamos dicho es que era obvio que dicha tarea era de baja prioridad, ya que allí se estaba postergando por tanto tiempo.

Lo que me sorprendió fue que al hacerlo, vino una motivación muy alta. Sé que lo que estoy diciendo aquí parece obvio, pero no lo fue para mí antes de ejecutar la tarea.

1 comentario:

Gustavo Arizpe dijo...

Buena observación. La clave aquí es que cierta parte del cerebro no distingue entre grandes tareas y pequeñas tareas, entonces cuando concluyes algo la satisfacción que sientes es grande, aunque la tarea concluida sea en apariencia insignificante.